×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 390

ADI EL ZANCARA HA PRESENTADO SU ESTRATEGIA DE DESARROLLO COMARCAL PARA LOS PROXIMOS AÑOS A LA CONVOCATORIA DE LA CONSEJERIA DE AGRICULTURA.

La Asociación para el Desarrollo Integral El Záncara ha presentado su solicitud de participación a la convocatoria de selección de Grupos de Acción Local de la Consejería de Agricultura.

 

Ello supondrá poder atender proyectos de inversión, tanto de particulares como de entidades públicas, que se realicen en alguno de los 33 municipios que conforman la Asociación y sean acordes con las actuaciones recogidas en la Estrategia del Grupo y en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla la Mancha 2014/2020.

 

 

  

Para poder presentar la candidatura del territorio a la convocatoria ha sido necsario trabajar en los últimos dos años a través de las Mesas Temáticas de participación en distintos ámbitos (empleo, formación, promoción económica, diversificación agraria y medioambiente, infraestructuras y servicios para el desarrollo, etc.). Con la información recogida en estas Mesas, junto a la información cuantitativa, entrevistas a agentes clave y encuestas a la población, se ha elaborado un diagnóstico de la situación actual de la comarca, un análisis de las necesidades y del potencial de la zona, estableciendo las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades. Gracias a la participación de todas estas personas se ha diseñado una ESTRATEGIA DE DESARROLLO LOCAL PARTICIPATIVO que no es, ni más ni menos, que un conjunto coherente de operaciones cuyo fin es satisfacer los objetivos y las necesidades locales detectadas, contribuyendo a un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

 

Con la puesta en marcha de la Estrategia se pretende mitigar los efectos de las cuestiones más preocupantes como es el despoblamiento (de 2009 a 2015 se han perdido 3.392 habitantes), el envejecimiento de la población (el 25% de la población supera los 65 años), el descenso de la población ocupada (de 2009 a 2015 las afiliaciones a la Seguridad Social han descendido en 5.485 personas), la tasa de paro que se sitúa en el 22,5% en 2015, etc.

 

Las medidas para las que se han solicitado financiación dentro del Programa de Desarrollo Rural de Castilla la Mancha son las que se enumeran:

* Ayudas para la creación de empresas no agrícolas.

* Ayudas para inversiones en industrias y cooperativas agroalimentarias.

* Ayudas a inversiones para la creación, mejora y/o ampliación de todo tipo de infraestructuras, entre ellas, las inversiones en energías renovables y en ahorro energético.

* Ayudas para la renovación de poblaciones rurales: mantenimiento, recuperación y rehabilitación del patrimonio rural.

* Formación rural no agraria.

* Cooperación con otros territorios rurales.

 

Con la aplicación de estas medidas se pretende atender las necesidades específicas detectadas en la comarca, remarcando la necesidad transversal de "evitar el abandono y la baja densidad de población de la comarca, con especial atención a la población más desfavorecida y a los municipios menos poblados".

 

La previsión financiera de las medidas anteriores a aplicar en la comarca hasta 2023 se ha aprobado por la Asamblea General por un montante total de fondos públicos de 6.425.000€, financiados en un 90% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Europa invierte en zonas rurales), un 7% por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha y un 3% por la Administración General del Estado.

 

Mencionar que este será el cuarto programa de desarrollo rural que se aplica en la comarca. A través de los anteriores programas se han llevado a la práctica 420 proyectos o iniciativas con una inversión total de 39.114.832€, de los cuales 16.688.742€ han sido fondos públicos. Además de las inversiones en servicios públicos, infraestructuras y modernización y/o diversificación de empresas, se ha contribuido a la creación de 55 empresas nuevas y 277 nuevos empleos, a la consolidación de 329 empleos, la creación de 288 nuevas plazas turísticas y 460 nuevas plazas de restauración, así como la formación de casi 1.800 personas.